Homenaje a los trabajadores en su día.


Los jóvenes de la Escuela Secundaria Orientada N° 408 Roberto Fontanarrosa homenajearon a los trabajadores en su día el pasado 1ero de Mayo. En el siguiente link se podrá acceder a más producciones coordinadas por las profesoras Diana Ivern y Analía Roberts. Gracias chicos y chicas por el homenaje!

https://goo.gl/photos/WmUHvnEsiiD1NDQL9 (Créditos imaágenes Prof. David Muratore)

IMG_20160510_160734195_HDR

Créditos imagen: Prof. Gabriela Spadoni.

IMG_20160510_160740703_HDR(Créditos imagen Prof. Gabriela Spadoni)

Homenaje de la Comisión de Bibliotecas Populares al humorista Roberto Fontanarrosa.


Compartimos nota en torno al homenaje  realizado al humorista Roberto Fontanarrosa que nos acercara la Presidenta de la Biblioteca Roberto Fontanarrosa, Prof. Alicia Sánchez. Gracias por el aporte!

Por Ivana Romero

La Comisión Nacional de Bibliotecas Populares recordó en la ciudad de Rosario al creador de Inodoro Pereyra, en un acto donde además cedió a la provincia de Santa Fe un bibliomóvil para promocionar el hábito de la lectura.

Un señor de traje que, con cara de “yo me las sé todas”, toma su cafecito. Y la firma de Roberto Fontanarrosa debajo. El dibujo ilustra las tazas que se venden como merchandising en el café El Cairo, de Rosario. El de la ilustración bien podría ser uno de los tantos hombrecitos prósperos que paran en esa esquina del microcentro rosarino. Sucede que El Cairo es un lugar bien coqueto desde 2004, cuando se reabrió luego de permanecer cerrado por dos años. Pero antes de eso, tenía una fachada con un cartel de Seven Up al frente y ninguna pretensión de progreso. Era un bar de atorrantes, gente que perdía el tiempo de manera lamentable en mesas que siempre cojeaban en alguna pata. Esta cronista era una de ellas. Fontanarrosa eligió a esos como personajes de sus cuentos, y a El Cairo como una geografía rosarina que ahora vende los souvenires de su propio mito. En las dos épocas del bar, él hacía lo mismo: juntarse con sus amigos al atardecer, escuchar más que hablar, tomar un par de tazas de mate cocido en saquito, mirarse la punta de sus zapatillas Topper, atender periodistas de todo el mundo en mesas contiguas porque la central, “la de los Galanes”, era exclusivamente para hablar pavadas entre varones maduros.

En Rosario, la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip) homenajeó a Fontanarrosa como parte de los festejos del Bicentenario con los que esta institución recorre el país para recordar a los escritores en su lugar de origen. También entregó en consignación al estado santafesino un bibliomóvil (es decir, un vehículo equipado como biblioteca ambulante y pequeño centro cultural) para que recorra la provincia en el marco de un plan de promoción de la lectura. Y además, le obsequió a la Biblioteca Roberto Fontanarrosa, que funciona en el barrio Casiano Casas, en la zona norte de la ciudad, un retrato del Negro hecho por el ilustrador Pablo Bernasconi.

La actividad se realizó en la Biblioteca Popular Álvaro López Estrada. Tras una capacitación destinada a las bibliotecas rosarinas y de la zona, cerca de las 14, la presidenta de la Conabip, María del Carmen Bianchi, firmó el acuerdo para ceder un bibliomóvil junto a María de los Ángeles González, secretaria de Cultura de la provincia. Estas combis −nueve en todo el país− trasladan material bibliográfico, pero también equipamiento informático, cine e Internet y desarrollan actividades culturales en cada lugar donde llegan. Muchos son centros urbanos, pero también hay lugares alejados o parajes donde son esperados como cartas con buenas noticias. “Espero que el bilbiomóvil se acerque allí donde se lo conoce y también a los lugares donde los libros no pueden ir de otro modo”, dijo Bianchi durante un discurso breve.

Luego se presentó la obra Sueños de milonguero, con la actuación de Lito Cruz y María Dutil, sobre textos de Fontanarrosa, Alejandro Dolina y Jorge Luis Borges. “Hace unos veinte años, el Negro me regaló unos textos que había escrito. ‘Interpretalos cuando tengas que contar una historia de atorrantes’, me dijo. Bueno, acá está”, contó el actor.

Finalmente, Antonio Chacra, integrante de la Biblioteca Fontanarrosa, recibió el retrato que Bernasconi hizo con virutas de lápiz, tinta china y otros objetos que luego fotografíó como un collage. “Nuestra biblioteca está ubicada cerca del lugar donde el Negro tuvo su estudio durante muchos años. Por eso, cuando se enfermó, nos entregó muchos de los libros que fueron suyos y que ahora disfruta la gente del barrio”, comentó Chacra.

Fontanarrosa fue la primera personalidad distinguida por la Conabip como “amigo de las bibliotecas populares”, en 2006. Varias veces él resaltó que para escribir sus cuentos y para hacer humor, su gran disparador fue la lectura. En 2004, cuando lo entrevisté para una revista rosarina, me dijo: “Hay gente que dice ‘Usted mira a su alrededor’. Sería simple si todo lo que está alrededor me originara una idea bárbara; pero no, yo aprendo de tipos como Mark Twain o Raymond Carver o Truman Capote. Me gustan los norteamericanos porque no tiran frases como ‘era un hombre taciturno y triste’ sino que se ocupan de mostrártelo.”

A esta altura, en Rosario cada quien tiene su anécdota personal con el humorista. Está el que exhibe un dibujito de Inodoro Pereyra auténtico en la portada de un libro, el que asegura haberse sentado al lado del Negro en algún partido de Rosario Central, el que tiene en el living la foto de Fontanarrosa firmándole un autógrafo. Sus dibujos se multiplican en remeras y compiten en protagonismo con la cara de otro rosarino famoso, el Che Guevara. En El Cairo, un cartel asegura que el bar es “100% negro”. La Mesa de los Galanes mantiene sus encuentros vespertinos. Al igual que la iniciativa de la Conabip, cada tanto Fontanarrosa recibe homenajes institucionales, que se mezclan en la calle con estos otros, los que la gente hace de manera espontánea. Como el dueño de una relojería del centro, que en la vidriera del local dejó exhibido un cartel con un perro Mendieta que mira hacia arriba y dice “Negro, se te sigue extrañando”.

Fuente:
http://tiempo.elargentino.com/notas/negro-fontanarrosa-aun-toma-cafe-mesa-de-los-galanes